Bodas de verdad
Comments 2

Una boda DIY en rojo y blanco

La boda de Kelsey y Jeremy es la boda soñada por cualquier apasionada del handmade. A Kelsey y a su madre les encantan los DIY’s y decidieron realizar ellas mismas toda la decoración de la boda. Durante varios meses estuvieron recorriendo tiendas de antigüedades para encontrar joyas vintage (como son los farolillos que pusieron en los centros de mesa) y haciendo una gran cantidad de cosas artesanalmente. 

Des de pequeña me han encantado las manualidades y es que las cosas a mano, aunque a veces sean imperfectas, tienen un encanto único y muy especial. Estos siempre me trasmiten el amor y el cariño con el que han sido elaborados. Imaginaos entonces lo emocionante que debió de ser para los invitados ver que absolutamente todo estaba hecho por la novia y su familia. Como craft lover declarada solo puedo decir “Adoro esta boda!!!”.

Todos y cada uno de los detalles que formaron parte de esta boda tenían el estilo rustico y chic de la pareja y el sello “hecho a mano”. El sobre de papel kraft con el forro en rojo y blanco y la sencilla invitación estaban perfectamente coordinados con el diseño de la boda.

Kelsey lució un precioso vestido de encaje de Maggie Sottero que combinó con unos complementos ideales. Un sencillo tocado en forma de flor, unos maravillosos tacones rojos y un precioso bouquet de flores rojas le otorgaban un aire distinguido y diferente. ¡Me encanta la percha personalizada y la laca de uñas roja!

Jeremy vistió un elegante traje negro con una vibrante corbata roja y un boutonniere a juego con el ramo de la novia.

Decoraron el exterior de la iglesia con cintas blancas y farolillos de papel y en la puerta colgaron las iniciales de los novios.

Entre la ceremonia y el banquete aprovecharon para hacerse unas espectaculares fotografías llenas de encanto.

A la entrada del salón colocaron una cómoda blanca donde se situaba el libro de firmas. La ornamentaron con unos banderines y un gran cuadro de la pareja.

El lugar del banquete estaba lleno de banderines con diferentes estampados y detalles DIY. ¡Realmente espectacular!

El centro de mesa a dos niveles estaba formado por un farolillo rojo, diferentes jarrones de porcelana blanca con flores y botes reciclados con encaje y cuerda que se usaron como porta-velas. El mesero era un pequeño marco de fotos de estética vintage.

La mesa de los novios era muy simple pero a la vez muy bonita. Los banderines de yute con las palabras “Mr” y “Mrs” y el mantel con volantes le dan un toque muy personal.

En todos los rincones había cajas de madera de Coca-Cola y botellines con paniculata dentro.

¡Todo estaba adornado! Grandes letras, pompones de tela… Incluso el piano que había en el salón se utilizó para poner las bengalas que más tarde los invitados encenderían.

La tarta nupcial de varios pisos imitando el encaje era fabulosa y estaba hecha por los padres de la novia.

Para los invitados más golosos, una fantástica candy bar llena de bols de cristal con chucherías.

¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado tanto como a mí?

Fotografías de Kristi Wright via Wedding Chicks.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s