Mes: noviembre 2012

Una boda DIY en rojo y blanco

La boda de Kelsey y Jeremy es la boda soñada por cualquier apasionada del handmade. A Kelsey y a su madre les encantan los DIY’s y decidieron realizar ellas mismas toda la decoración de la boda. Durante varios meses estuvieron recorriendo tiendas de antigüedades para encontrar joyas vintage (como son los farolillos que pusieron en los centros de mesa) y haciendo una gran cantidad de cosas artesanalmente. 

Una pre-boda sencilla y muy otoñal

Thron y Joanna son una pareja de guapos que decidió hacer su pre-boda en el bosque. Con una sencilla puesta en escena y un vestuario muy casual lleno de cuadros, ropa vaquera y jerséis, lograron una de las más bonitas sesiones de fotos que he visto. Simplemente ellos, sus enormes sonrisas, sus miradas de complicidad y sus muestras de cariño. Todo absolutamente natural. Todo increíblemente perfecto. 

Mi particular “Desayuno con diamantes”

Breakfast at Tiffany’s es una de mis películas favoritas. Me fascina desdel minuto 0. Las primeras notas de “Moonriver”, Nueva York totalmente vacía,… y un taxi del que se baja una deslumbrante Audrey Hepburn con uno de los vestidos más maravillosos de la historia del cine, obra del genial Humbert de Givenchy. ¡Una escena memorable! Hay películas que me recuerdan a mi pareja, y esta es una de ellas. No sé muy bien por qué, pero cada vez que la veo me acuerdo de él. Supongo que es porque hace varios años L me regaló una joya de Tiffany’s, o a lo mejor por la preciosa historia de amor de Holy Golightly y Paul Varjack, o porque a L le encanta el actor George Peppard… Sea por el motivo que sea, en el día de su cumpleaños decidí organizarle una cenita para 2 inspirada en esta fabulosa película. Últimamente improviso bastante, y esta cena no fue una excepción. 

Nidos, madera y musgo para vuestros porta alianzas

Los detalles son muy importantes. Son los que marcan la diferencia y hacen especial cualquier evento. Por eso en una boda hay que prestar atención a todos y cada uno de ellos y no dejar nada al azar. Uno de estos detalles es el porta-alianzas o porta-anillos. Tradicionalmente ha sido un cojín, pero los tiempos han cambiado y ahora tenemos muchísimas opciones. Uno de los que más me gustan son los hechos con musgo o los de tipo nido. De aspecto campestre, son ideales para bodas en otoño.