Portfolio
Comment 1

Fiesta entre frutas, blondas y mariposas

Hoy os quería enseñar la pequeña fiesta que preparé en mi casa hace un par de meses en honor a una de mis más queridas amigas.

La obsesión por deleitar a mi amiga y su pareja con unos platos suculentos me llevó a tener muy poco presupuesto para la decoración, ya que el carro de la compra se llevó casi el 90% de este.

En momentos en los que falta el dinero es cuando el ingenio sale a relucir y los DIY son la solución. Como inspiración elegí los vivos colores del Mediterráneo, el frescor de la naturaleza y el encanto de las cosas hechas a mano.

Sobre un mantel y unas servilletas blancas (de Zara Home) fui añadiendo pequeños toques de color. La vajilla vintage también es blanca, pero tiene un ribete azul marino que le otorga mucha personalidad. Encima de los platos coloqué las servilletas perfectamente plegadas y atadas con lazos de colores (naranja, fucsia, lila oscuro y azul Tiffany’s).

Para crear el centro de mesa escogí tres manzanas de un color verde precioso y unas apetitosas fresas rojas que deposité en un pequeño tronco de árbol vacio. En medio de la fruta, un simple vaso de cristal de Ikea con una vela blanca en forma de flor que compré hace un montón en Habitat.

La cristalería también formaba parte de la decoración. En una jarra añadí hojas de menta que daba un delicioso sabor al agua y un vistoso verde esmeralda a la mesa. Las copas, ya de por sí majestuosas, tenían una misión distinta a la habitual: de marcasitios. Dibujé unas mariposas en una hoja de papel reciclado que contenía serpentinas de colores, las recorté y escribí el nombre de cada invitado en las alas. Luego las “posé” sobre las copas de agua. Quedaron preciosas, y lo mejor es que son facilísimas de hacer.

Otro detalle que no falla es la de escribir en una pizarra el menú. Así los invitados saben de antemano que van a comer y le da un toque bistró francés al lugar que me encanta. Si tenéis buena mano dibujando podéis hacer cosas increíbles. Yo por falta de tiempo solo pinté una flor, pero la verdad es que el resultado fue bastante bueno.

Para acabar, hice una guirnalda con un cordón amarillo y blondas de tarta. Me encantan los banderines y estos aun más ya que el papel parece encaje. Es un DIY que cuesta muy poco de hacer y que creará un ambiente delicado y bucólico que no dejará a nadie indiferente.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a utilizar alguno de estos trucos para vuestra fiesta o boda low-cost?

PD. Este post esta sacado de mi otro blog, Oh Marc God!

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s